Los niños son unos verdaderos maestros de la sencillez y la imaginación.¿Has observado cómo se sumergen en aquello que están haciendo?
Cuando juegues con la realidad,hazlo con la mirada de un niño.

A TODOS NUESTROS VISITANTES

A TODOS NUESTROS VISITANTES
Orkut Comentarios - Teacher Graphics

-

contadores web reloj en html

IMPORTANTE

IMPORTANTE

Seguidores

LA ESCUELA QUE QUEREMOS

LA ESCUELA QUE QUEREMOS

POR UNA CONVIVENCIA MEJOR. UNA PRESENTACIÓN TOMADA DE UN "MUNDO DE ILUSIONES"


-

martes, 8 de febrero de 2011

NOS VISITARON DOS DEPENDIENTAS DE COMERCIO, Y UN MÚSICO PERCUSIONISTA.


Como sabéis, estamos conociendo diversas profesiones a través de nuestras propias familias que van a estar con nosotros durante estas semanas.
Ayer, les tocó el turno a Bea y Olga, dependientas de dos comercios muy conocidos de nuestra ciudad. Han venido equipadas con sus uniformes, y todo aquello que usan en sus puestos de trabajo: ropa, gorras, collares, pulseras, camisetas, cajas registradoras...Nos han enseñado como organizan, clasifican, y ordenan la mercancía que después sale a la venta; también hemos aprendido a interpretar las etiquetas, a guardar nuestro turno en un establecimiento, a ser respetuosos; a pagar los artículos que compramos, bien en efectivo o con tarjetas y hemos comprado simbólicamente la ropa de temporada que amablemente han traído al aula. Lo han hecho realmente bien. Gracias a las dos.

Después David, músico percusionista ha llegado con los dos instrumentos que toca divinamente: el cajón y los bongós. Hemos flipado de verdad. Con la boca abierta nos ha dejado.
Sobre el cajón o simplemente caja, nos ha sorprendido que es uno de los pocos instrumentos musicales donde el artista se sienta sobre él y este transmite el ritmo al cuerpo del cajonero.
Los bongós nos han parecido como dos tambores gemelos con un parche cada uno, unidos por un listón de madera. El intérprete -bongosero- lo percute con las manos, para lo cual lo coloca entre sus rodillas, de sentado, ubicando el parche más grave a su izquierda.
Tengo que decir que no os podéis imaginar la marcha y el ritmo que había en mi clase a las diez de la mañana. Por supuesto nos hemos sentado en la caja y hemos hecho uso de ella.¡¡¡Vaya compás y alegría que nos ha transmitido David!!!
Muchas gracias por venir.




No hay comentarios:

 
ir arriba